7.8.14

SÍ, QUIERO

sí, quiero
acepto vivir esta vida
acepto morar este mundo
acepto saltarlo, pasarlo,
darle la vuelta
de mi mano,
abrazarlo
cuidarme
hasta que la muerte me separe
de este mundo
de acá

hasta que el cuerpo me deje
se canse
hasta que los pies no me funcionen
hasta que el corazón no haga más ruido
hasta callarme por última vez

sí, quiero
hasta que llegue el fin
de esto conocido

hasta entonces vivo
crezco, aprendo
disfruto
soy felicidad
y en eso mi belleza,
soy cazadora de sonrisas.
me despierto haciendo ruido
digo "estoy viva" todos los días
grito que existo y que quiero
estar acá

13.3.14

LA CASA DE LOS ESPEJOS

veo
en un espejo
que se acaba de abrir
a mis ojos
que se acaba de desplegar
como las alas de una mariposa
como un dibujo infantil que surge de doblar la hoja
y de una mancha de pintura
nacen dos simétricas en cada mitad

veo,
en esa suerte de pestañeo y recuperar la vista,
una vida
que podría haber sido la mía
pero no.

entonces comienzo
un camino confuso y larguísimo
me meto en una casa que parece laberinto
y juego a entender mi figura entre las paredes
pero ya fui tantas, distintas
ya perdí la elasticidad que tenía
para después de la metamorfosis
volver a ser la misma.

entonces ya no importa
qué tan alta sea la rampa
qué tan lejos sea el salto
cuántas medialunas haga para formar una llena
cuántas vueltas logre correr enteras,
porque siempre soy la misma
que se para frente al espejo
siempre soy la misma
que se busca en él,
que se mira.

siempre soy el margen
desde donde me inscribo en la hoja
y ahí
dejo mi nombre.
ahí
me dejo,
me ofrezco abandonada,
me ofrezco abandonándome.

26.9.13

ESPIRALES

y de repente me di cuenta de que todo me dolía
me dolía el amor, el no amor, el odio
me dolía vivir, morir,
me dolía callar, y decir
sentir

de repente me sentí un animal herido
un animal cazado
un animal atado
golpeado
en medio de un ritual violento
en donde se me pinchaba el cuerpo
y la carne sólo era el por qué de la gula del mundo
de la ambición más oral posible

de repente mi cuerpo sólo era un espacio de dolor
y no podía conciliar la paz con él,
él con el mundo

de repente no me servían más los calculos que había hecho, las fórmulas no me daban los mismos resultados. de repente ya no sabía hacer las cuentas, las medidas habían cambiado sus unidades.
de repente mi cuerpo era un blanco y el mundo un campo de tiroteo por el que pasaba. de repente era el mismo mundo el que me disparaba el alma y ella se me quería escapar del cuerpo, porque le pesaba para huír, para salvarse, para que no doliera.

de repente estaba en un callejón, en un espacio sin salida, en una trampa. un agujero hacia el que me había empujado mi propia sombra.

de repente me había caído por una escalera caracol infinita, sin poder ir en otra dirección, y el eco de los golpes me recordaba constantemente la caída. de repente mi cuerpo era solamente un objeto en pendiente, un miedo latente que no paraba de estar al borde de un grito. y el abismo no se hacía hogar, no se volvía conocido, no paraba de quemar, de aturdir.

de repente me había atropellado la vida.

2.9.13

VENTANAS CERRADAS

qué pasaría
si todos cerrácemos las ventanas
al mismo tiempo y para siempre?
de un golpe
el viento
nos tiraría tan para adentro
que nos volveríamos
un bicho bolita.
nos contorsionaría el alma
y seríamos infinitos
en nosotros mismos.

o quizás
simplemente,
no sentiríamos más frío.

o quizás
moririamos encerrados
por nuestro propio calor.

CAMBIOS DE EJE

uno piensa
que la gente
no se puede olvidar,
y por eso llora y le duele

yo creo
que justamente
lloramos y nos duele
porque podemos olvidar

ahí está la tristeza
ahí está lo que lloramos

ahí, está, el mosquito, que nos bebe la sangre. PLAF!
yo lo sentía.
por fin lo puedo ver.